NICOLÁS GÓMEZ

El vino es espectacular, imposible describirlo con palabras. Al final descubrí la razón de su excelencia: todo se debe a la profesionalidad de dos personas simpáticas y entregadas, con una gran ilusión capaz de convertir su bodega en la mayor y más bonita del mundo.