SONIA GARCÍA

Cuando en la vida las cosas se hacen con tanto amor e ilusión, nos damos cuenta de que merece la pena el esfuerzo. Ayer lo comprobé: Tinto Jaramiel, una pequeña bodega con un vino espectacular, es todo un ejemplo a seguir.