TESSA FERNÁNDEZ

Ayer visité de nuevo la bodega de Tinto Jaramiel. Nos enseñaron, entre otras cosas, como se hace el remonte. Aluciné con la dedicación y el cariño que ponen en lo que hacen. Hoy aprecio aún más el valor de un buen vino.